¿Te encanta el deporte y eres de los que necesita hacer ejercicios variados para entrenar a gusto? Si la respuesta es "sí" en entrenamiento cruzado es lo tuyo. Resulta un tipo de entrenamiento ideal para ejercitar varios grupos musculares, evitar el temido aburrimiento al entrenar y aumentar la motivación.

¿Qué es el entrenamiento cruzado?

Seguramente pienses que para mejorar en un deporte lo que tienes que hacer es practicarlo mucho. Ya sabes, eso de “la práctica hace al maestro”, pero lo cierto es que puedes hacer mucho más que practicar ese deporte.

El entrenamiento cruzado o también denominado Cross Training se trata de combinar distintas actividades con el fin de mejorar en la actividad deportiva principal.

Esto quiere decir, por ejemplo, que para mejorar el rendimiento en ciclismo podemos incluir en el plan de entrenamiento otros deportes como el running o incluso ejercicios de gimnasio.

Beneficios del entrenamiento cruzado

Seguro que ya has escuchado a alguien o leído que el entrenamiento cruzado es una maravilla y que beneficia a todo tu cuerpo. Pero, ¿será verdad o es que es la actividad deportiva de moda?

Lo cierto es que sí, el entrenamiento cruzado resulta ser muy positivo para conseguir estar en forma y batir marcas en deportes. Estas son algunas de las muchas ventajas del cross training:

  • Rápida recuperación y reducción de lesiones: el entrenamiento cruzado propicia la recuperación muscular debido a las actividades de bajo impacto, que activan el flujo sanguíneo en la zona afectada. Imagina que una lesión de rodilla te impide salir a correr, durante el tiempo de lesión podrás recuperarte y seguir entrenando mediante otras actividades más suaves con la zona, como puede ser la bicicleta elíptica o la natación.
  • Mejorar el rendimiento: realizar otras actividades y potenciar otros grupos musculares y habilidades puede hacernos mejorar en algunos deportes. Puedes mejorar tu rendimiento en el running mediante el trabajo en natación para incrementar la resistencia.
  • Motivación: ya lo hemos comentado antes, el entrenamiento cruzado es ideal para la motivación deportiva. La variedad de actividades y ejercicios es casi infinita, puedes romper con la monotonía y hacer ejercicios en el gym, ¡o incluso entrenar en casa! Porque si no apetece mucho salir a correr con frío, puedes cambiar esa actividad por unos ejercicios de interior.
que es el entrenamiento cruzado

wavebreakmedia || Shutterstock

Consejos para iniciarte en el entrenamiento cruzado

Si quieres incluir el entrenamiento cruzado dentro del plan de entrenamiento deberás seguir una serie de pautas y consejos para que sea efectivo y no conlleve ningún tipo de riesgos en cuanto a lesiones.

Si tienes algún tipo de lesión es muy recomendable que te plantees incluir el entrenamiento cruzado en tu plan. Puedes seguir entrenando realizando una actividad suave que no te provoque dolor en la zona afectada. Asimismo, una muy buena opción para empezar con el entrenamiento cruzado es utilizarlo como “actividad regenerativa”. Tras realizar entrenamientos exigentes, pruebas o competiciones en las que tu cuerpo necesita estar al máximo, puedes realizar un entrenamiento aeróbico suave para mantener el cuerpo activo mientras se recupera.

A medida que empieces a introducir actividades deportivas para aplicar el Cross training a tu diario de entrenamiento podrás ir añadiendo más sesiones de entrenamiento de otras disciplinas diferentes a la principal, pero poco a poco, para que el entrenamiento cruzado genere los resultados que deseas.

Planes de entrenamiento cruzado

Es muy importante conocer bien la disciplina deportiva que se practica para poder determinar qué actividades complementarias realizar para mejorar las marcas y el rendimiento. Aunque el Cross Training es aplicable a casi cualquier tipo de deporte su práctica suele ser más extendida en deportistas especializados en el running, ciclismo y trail running.

Conociendo el grupo de músculos implicados en cada deporte, la intensidad metabólica requerida y los movimientos utilizados, se pueden hallar actividades complementarias (pero de menor impacto) con las que armar el plan de entrenamiento cruzado. Para realizar un buen plan de Cross training también deberás tener muy claro cuál es tu objetivo: perder peso, mejorar marcas, ganar resistencia, mejorar la productividad de algún grupo muscular…