Zancadas laterales

0



La zancada lateral es una variación de las zancadas poco tradicional que ayuda a ejercitar los cuádriceps y los glúteos, así como la cara interna y externa de los muslos. Supone un ejercicio excelente para complementar con sentadillas o zancadas simples, con el objetivo de lograr un desarrollo completo del tren inferior. Las zancadas laterales permiten trabajar también las caderas y ganar fuerza en la cara interna de las piernas.

CuádricepsGlúteos
Sin material

Cómo hacer zancadas laterales

Antes de empezar a hacer zancadas laterales, es imprescindible aprender a respirar correctamente en el momento de realizar el ejercicio. Recuerda que la inhalación debe realizarse cuando desplaces la pierna que deseas trabajar a un lado, mientras que exhalación debe tener lugar en el momento de regresar a la posición inicial. Toma nota de los pasos que debes seguir para hacer zancadas laterales correctamente:

  • 1

    Colócate de pie, con las piernas en paralelo y con el torso erguido mientras contraes los abdominales.

  • 2

    Desplaza una pierna hacia un lado y apoya completamente el pie en el suelo mientras flexionas las rodillas y desciendes el cuerpo.

  • 3

    El muslo de la pierna desplazada debe quedar paralelo al suelo y tanto el pie como la rodilla deben apuntar a la misma dirección, evitando la rotación de la articulación.

  • 4

    Regresa a la posición inicial y repite el ejercicio con la otra pierna.

RECOMENDACIÓN

No despegues los pies del suelo ni curves la columna cuando realices una zancada lateral. Recuerda que el torso puede inclinarse ligeramente pero la columna debe mantenerse extendida. Una vez adquieras experiencia, podrás realizar zancadas laterales con mancuernas o cualquier otro material para agregar peso.

Beneficios de hacer zancadas laterales

Como ya hemos adelantado, los beneficios de las zancadas laterales se concentran principalmente en el fortalecimiento del tren inferior. Si incorporas este ejercicio a tu entrenamiento, podrás trabajar los muslos y los glúteos, y conseguirás tonificar las piernas. Además, también ejercitarás la cara interna y externa de los muslo y desarrollarás fuera y resistencia en esta parte de tu cuerpo.

Sobre el autor