Sentadillas en pared o Wall Squats

0



Las sentadillas en pared o Wall Squats consisten básicamente en imitar la posición de sentarse erguido sobre una silla imaginaria. En lugar de sentarse realmente sobre un soporte, deberás mantener el peso del cuerpo por medio de la tensión de la musculatura de las piernas y los glúteos. Se trata de un ejercicio especialmente adecuado para principiantes sin experiencia.

CuádricepsGlúteos
Pared

Cómo hacer sentadillas en pared o wall squats

De entre las variaciones de sentadillas que existen, las sentadillas contra la pared son una de las más conocidas. Conoce cuáles son los pasos para hacer sentadillas apoyado en la pared a continuación:

  • 1

    Colócate de espaldas a la pared, a un paso de distancia de la misma.

  • 2

    Déjate caer hasta atrás de forma lenta y controlada hasta que toda la espalda entre en contacto con la pared.

  • 3

    Flexiona ambas piernas y adopta la posición en cuclillas.

  • 4

    Al final del movimiento, las rodillas deben quedar flexionadas a 90º y nunca deben sobrepasar la línea de las puntas de los pies.

  • 5

    Mantén la tensión de las piernas y obliga a que tanto las caderas como la parte superior e inferior de la espalda se mantengan firmes contra la pared.

RECOMENDACIÓN

Hay que tener en cuenta que las rodillas deben mantenerse por detrás de las puntas de los pies al realizar la sentadilla en la pared. En caso de que el ejercicio resulte demasiado complicado, no apoyes las manos en las rodillas, sino que disminuye la intensidad a fin de reducir la flexión de las piernas y dejar que el cuerpo se desplace un poco hacia arriba. Toda la espalda ha de mantenerse apoyada en la pared, incluyendo la pelvis y la parte superior e inferior de la espalda.

Beneficios de hacer sentadillas en pared o wall squats

Las sentadillas en pared son ideales para todas aquellas personas que sufren tendinitis rotuliana o están llevando a cabo un plan de rehabilitación tras una lesión en las rodillas. Resultan un ejercicio muy útil para fortalecer la musculatura de las rodillas y prevenir lesiones en esta articulación, además de tomar conciencia de la postura y adoptar una correcta alineación corporal.

Sobre el autor