Sentadillas con elevación de talones

0



Si quieres añadir intensidad a tu entrenamiento, las sentadillas con elevación de talones son el ejercicio que necesitas. Al tratarse de un tipo de sentadilla, el proceso para ejecutarlas es muy parecido, aunque requiere conocer bien la técnica para no caer en las temidas lesiones. Gracias a las sentadillas con los talones levantados del suelo, conseguirás una mayor extensión de la rodilla y, con ello, trabajarás el fortalecimiento de la zona interna de los muslos.

CuádricepsGemelosTendón de Aquiles
Sin material

Cómo hacer sentadillas con elevación de talones

Una vez aprendas a hacer las sentadillas tradicionales, podrás empezar a practicar las sentadillas con los talones elevados. A continuación, te indicamos los pasos que debes seguir para hacer sentadillas con elevación de talones correctamente:

  • 1

    Ejecuta una sentadilla normal y levanta los talones al final del movimiento.

  • 2

    Para acabar, desplaza el peso del cuerpo sobre el antepié y tensa toda la musculatura de la pierna y el muslo. De esta forma, se incrementa la activación de la pantorrilla.

  • 3

    Repite el ejercicio tantas veces como lo indique tu rutina.

RECOMENDACIÓN

Se puede aumentar la intensidad practicando un salto vertical erguido en lugar de levantando los talones. Para ello, deberás presionar firmemente contra el suelo y luego aterrizar suavemente sin dejar que se flexionen las rodillas.

Beneficios de hacer sentadillas con elevación de talones

Además de ayudar a definir los glúteos, las sentadillas con los talones elevados permiten mejorar la flexibilidad de las rodillas y fortalecer los músculos de las piernas, especialmente los gemelos y el Tendón de Aquiles. Las sentadillas o squats no solo permiten tonificar el tren inferior, sino que también presentan importantes beneficios para la zona del core. Por si fuera poco, las sentadillas con elevación de talones suponen un ejercicio ideal para mejorar el equilibrio y la coordinación.

Sobre el autor