Saltos a la comba

0



Los saltos a la comba son un ejercicio muy beneficioso para adelgazar. También permiten mejorar en gran medida la coordinación y la agilidad. Descubre cómo saltar a la comba correctamente para que puedas incluir este ejercicio en tus entrenamientos.

Cuerpo entero
Cuerda

Cómo hacer saltos a la comba

Aunque la técnica de los saltos a la comba parezca sencilla, a continuación encontrarás paso a paso la explicación sobre cómo debes realizarlos correctamente:

  • 1

    Colócate de pie con los pies separados a la anchura de tus caderas y las rodillas ligeramente dobladas.

  • 2

    Con el peso en los antepiés, date un impulso hacia arriba, mientras mueves las muñecas en pequeños círculos.

  • 3

    Deja caer suavemente el peso de tu cuerpo sobre los dedos de los pies y vuelve a impulsarte enseguida.

  • 4

    Intenta saltar por encima de la cuerda lo más rápidamente posible.

RECOMENDACIÓN

Para aumentar la dificultad de los saltos a la comba, haz un salto doble, pasando la cuerda dos veces por debajo de los pies en un solo salto. Pero, cuidado, esto no quiere decir que tengas que saltar más alto: mantén las manos cerca de la cintura y gira la muñeca para mover la cuerda a la velocidad adecuada.

Beneficios de hacer saltos a la comba

Si tu objetivo es perder peso, los saltos a la comba son el ejercicio ideal para conseguirlo. En general, los deportistas que empiezan a hacer saltos a la comba consiguen quemar calorías más rápidamente y, por tanto, logran bajar de peso en poco tiempo. Asimismo, saltar a la comba ayuda a mejorar la coordinación y la resistencia, dependiendo del ritmo, la duración y la complejidad de los saltos, ya que existen multitud de variantes.

Los saltos a la comba también ayudan a aumentar la agilidad y la velocidad de los saltos. Suponen un ejercicio perfecto para mejorar la actividad del cerebro y eliminar el estrés, favorecer la respiración y conseguir un buen estado de forma.

Sobre el autor