Puñetazos al frente

0



Los puñetazos al frente son un ejercicio frecuente en las rutinas de entrenamiento para eliminar el estrés. Además de trabajar la resistencia muscular de tus brazos, los puñetazos al frente también permiten mejorar la coordinación y potencian el control corporal.

Brazos
Sin material

Cómo hacer puñetazos al frente

¿Cuál es la técnica de los puñetazos? Conoce los pasos que debes seguir para hacer puñetazos al frente correctamente a continuación:

  • 1

    Colócate en posición de lucha, con los puños hacia arriba y las palmas enfrentadas.

  • 2

    Rota las caderas a la izquierda y extiende el brazo derecho girando el antebrazo, de modo que las uñas apunten al suelo y el brazo quede alineado con el hombro.

  • 3

    Vuelve a la posición inicial y repite con el otro lado, es decir, con el pie derecho delante y extendiendo el brazo izquierdo.

RECOMENDACIÓN

Para realizar este ejercicio correctamente, te aconsejamos que respires con los puñetazos, espirando cada vez que des un golpe, aunque el ritmo de tu respiración se vuelva rápida y corta.

Beneficios de hacer puñetazos al frente

Los puñetazos al frente permiten trabajar los brazos en gran medida. Por eso, si tu objetivo es tonificar el tren superior, este ejercicio no puede faltar en tu rutina de entrenamiento. Además, ayudan a combatir el estrés y a mejorar la coordinación y la resistencia muscular.

Sobre el autor