Patadas frontales

0



Las patadas frontales suponen un ejercicio básico en los entrenamientos de deportes como el taekwondo o el kung fu, ya que permiten mejorar la flexibilidad de las piernas y potenciar el equilibrio, entre otras ventajas. Aunque existen diferentes modalidades de la patada frontal, este ejercicio está enfocado a aprender la técnica y el movimiento paso a paso para que, en caso de que seas principiante, puedas ir añadiendo dificultad a tus entrenamientos progresivamente.

AbdominalesGlúteosPiernas
Sin material

Cómo hacer patadas frontales

La técnica de las patadas frontales es muy sencilla. Aprende los pasos que debes seguir para hacer patadas frontales en tu rutina de entrenamiento:

  • 1

    Adopta una posición tipo boxeo con el pie izquierdo adelantado, flexiona las rodillas ligeramente y coloca los puños frente a la barbilla.

  • 2

    Levanta la rodilla derecha rápidamente hacia el pecho y bájala de nuevo.

  • 3

    Sin cambiar la posición del pie izquierdo, haz lo mismo con la otra pierna.

RECOMENDACIÓN

Si quieres añadir dificultad al ejercicio, puedes estirar la pierna cuando esté en el aire, en lugar de mantener la rodilla flexionada. Da una patada recta, como si fueras a cerrar una puerta de un portazo con el talón y recoge enseguida la pierna para llevarla detrás de la otra.

Beneficios de hacer patadas frontales

Los beneficios de hacer patadas frontales son múltiples. Además de ganar fuerza y flexibilidad en las piernas, podrás potenciar el equilibrio corporal y tomar control sobre tu cuerpo de forma mucho más fácil, progresivamente. Las patadas frontales también permiten mejorar la coordinación y liberar energía, de manera que forman un ejercicio frecuente en las rutinas de ejercicios para combatir el estrés y la ansiedad.

Sobre el autor