El leñador con mancuerna

0



El ejercicio del leñador con mancuerna admite muchas variaciones, aunque todas ellas están enfocadas a definir los abdominales y tonificar los brazos. Asimismo, el ejercicio del leñador es ideal para deportistas principiantes y para todos aquellos que deseen reducir cintura y modelar la silueta.

BrazosHombrosTorso
Mancuernas

Cómo hacer el leñador con mancuerna

La técnica del leñador con mancuerna es muy sencilla. Toma nota de los pasos que debes seguir para hacer el ejercicio del leñador con mancuerna correctamente:

  • 1

    Colócate de pie con los pies un poco más separados que el ancho de tus hombros. Sostén una mancuerna con las dos manos por encima del hombro derecho, con los brazos casi rectos.

  • 2

    Flexiona las rodillas y rota el torso con un movimiento enérgico hacia la izquierda a la vez que bajas los brazos en diagonal.

  • 3

    Cuando las manos sobrepasen el tobillo izquierdo, invierte el movimiento.

  • 4

    Lleva ahora la mancuerna por encima del hombro izquierdo y repite el movimiento rotando el torso hacia la derecha hasta que la pesa sobrepase el tobillo de este mismo lado.

RECOMENDACIÓN

Cuando eleves la mancuerna por encima del hombro, recuerda mantener los abdominales contraídos para evitar lesionarte, así como los brazos cuando la bajes. No curves la espalda cuando te encuentres ejecutando el paso nº 2.

Beneficios de hacer el leñador con mancuerna

De entre los beneficios del leñador con mancuerna se encuentra, principalmente, el fortalecimiento del core y la tonificación de los brazos. Se trata de un ejercicio infalible para trabajar los abdominales oblicuos internos y externos y fortalecer el abdomen. Si lo combinas con planchas frontales y planchas laterales en tu rutina, el leñador con mancuerna puede resultar el movimiento indispensable para un entrenamiento intenso del core efectivo.

Sobre el autor