Flexiones espartanas

0



Las flexiones espartanas o spartan push ups son una variación muy avanzada de las flexiones clásicas que requieren de gran fuerza y control para ejecutarlas. Este ejercicio trabaja de manera integral el pecho y los músculos de los brazos, sobre todo el tríceps y el deltoides, así como los músculos dorsales. Si quieres empezar a hacer flexiones espartanas, descubre a continuación su técnica y los principales músculos implicados en su ejecución.

DeltoidesDorsalesTríceps
Sin material

Cómo hacer flexiones espartanas

Antes de conocer la técnica de las flexiones de brazos espartanas, es importante que tomes conciencia de la respiración. Recuerda que debes inspirar bajando y expirar después ascendiendo. A continuación, te explicamos los pasos que debes seguir para hacer flexiones espartanas en casa o en el gimnasio:

  • 1

    Colócate en la posición clásica para hacer flexiones, con las manos apoyadas en el suelo a la anchura de los hombros. y adelanta el brazo derecho.

  • 2

    Flexiona los brazos inspirando y desciende el torso de manera controlada.

  • 3

    Inmediatamente, estira los brazos de manera explosiva, en un solo movimiento para regresar a la posición inicial, y aprovecha el impulso para adelantar el brazo izquierdo mientras desplazas el derecho hacia detrás.

  • 4

    Una vez realizado el cambio de brazos, desciende el cuerpo de nuevo completando la flexión.

RECOMENDACIÓN

Es aconsejable empezar a hacer las flexiones espartanas con precaución para evitar lesiones en las muñecas y en los codos. Si no cuentas con suficiente experiencia, aprende primero la técnica de las flexiones clásicas. Para dominar el ejercicio, realiza las flexiones espartanas sin cambiar los brazos de posición, con el brazo derecho adelantado, y más tarde, cambia al brazo izquierdo.

Beneficios de hacer flexiones espartanas

Como ya hemos comentado anteriormente, los músculos implicados en las flexiones espartanas son principalmente el deltoides, los pectorales, los abdominales, el tríceps, el trapecio y los flexores de muñeca y codo. Por tanto, favorecen el fortalecimiento del tren superior y el desarrollo de la musculatura de los brazos, la zona superior de la espalda y el abdomen. Además de ganar potencia en los músculos involucrados, con este tipo de flexiones trabajarás la respiración y la coordinación.

Sobre el autor